¿Problemas con los vecinos? Consejos para mejorar la relación

Descubrir cómo lidiar con vecinos con los que tenemos problemas puede ser una gran lucha.

No hay nada peor que comprar una casa y luego vivir una pesadilla con los vecinos.

En el blog de hoy os traemos algunos consejos para mejorar la relación con los vecinos.

Debemos crear un entorno positivo para nosotros y para el resto de vecinos.

Analizar que no seamos nosotros “el mal vecino”

Es muy fácil ver todo lo que hace mal nuestro vecino y enfadarnos por ello, pero muchas veces, nos cuesta hacer autocrítica.

Algunas de las preguntas que podemos hacernos para saber si somos un buen vecino o no, son las siguientes:

¿Cuál es mi nivel de ruido?

La televisión o la música a todo volumen, pueden crear malestar en los vecinos desde la primera hora del día.

Debemos de pensar que el ruido, aunque sea poco, puede despertar a los vecinos por la mañana o impedirles disfrutar de una noche tranquila.

¿Son tus mascotas tranquilas?

Los perros ruidosos pueden convertirse en un punto sensible para los vecinos.

Intentar construir una buena relación con nuestros vecinos

Algún que otro estudio, revela que una de cada dos personas, ni siquiera sabe el nombre de sus vecinos, y eso puede suponer un obstáculo para tener una buena relación.

Lo ideal es que cuando tengamos la oportunidad, nos presentemos.

Esto hará que rompamos el hielo y que, si surgen problemas, podamos resolverlos de forma pacífica.

Para nuestros vecinos, será mucho más difícil causarnos malestar si nos ven como una persona amigable.

Es conveniente iniciar un patrón de buena comunicación y avisar a nuestro vecino cada vez que vayamos a hacer algo en casa que pueda crear algún tipo de ruido.

¡Seguro que lo entenderá!

Decir las cosas con educación es fundamental

Debemos intentar relajarnos cuando tengamos que hablar con algún vecino por algo que nos esté molestando.

Hay que abordar el tema amistosamente y si necesitamos aclarar la situación, podemos plantearles reuniros para tomar un café.

Los vecinos muchas veces, no se dan cuenta de que están creando un problema y es mejor evitar que parezca que los estamos acusando.

Es conveniente empatizar y hacerles saber, que entendemos que lo que nos está molestando, sabemos que no lo están haciendo con mala voluntad.

Ser comprensivo con nuestros vecinos

Es importante plantear los problemas de forma constructiva, pero también es crucial ser reflexivo y cooperativo cuando se nos acusa de tener un mal comportamiento.

Es posible que la razón por la que se está quejando nuestro vecino no tenga sentido para nosotros, pero es importante ser amigable y complaciente que tener la razón.

Seguramente vivamos muchos años más con ese vecino.

Por tanto, es primordial que respondamos a cualquier queja o solicitud, al igual que a nosotros nos gustaría que nos respondiesen.

Si estamos dispuestos a mejorar la relación, es probable que ellos hagan los mismo por nosotros en cualquier momento.

Consultar al administrador de fincas

Contar con el apoyo de un administrador de fincas es algo importante, pues tenemos la confianza y la tranquilidad de que cualquier problema se puede solucionar de forma rápida y profesional.

En Casarrubio, gestionamos todo lo relativo a tu edificio y comunidad de propietarios.

Somos tu administrador de fincas en Alicante y llevamos a cabo una gestión administrativa completa de tu comunidad de propietarios.

Las ventajas de elegir nuestro servicio son:

  • Somos constructores: Conocemos las patologías que pueden sufrir los edificios.

  • Contamos con un amplio equipo de profesionales, que han colaborado en todos los aspectos constructivos de una vivienda, lo que nos permite encontrar rápidamente una solución.

  • Nuestra experiencia nos ayuda a encontrar rápidamente la solución más eficiente en el mantenimiento de la finca.

  • Nuestro compromiso es gestionar cada una de tus consultas a la mayor brevedad y con la mayor eficacia.

Para problemas críticos, consultar a las autoridades

Las conversaciones amistosas, no siempre lo solucionan todo, incluso aunque tengamos razón.

Si lo hemos intentado todo y el problema que tenemos no se ha resuelto, puede ser el momento de involucrar a las autoridades.

No obstante, este sería el último paso, y después de haber intentado hablar con ellos pacíficamente en varias ocasiones, sin que el problema haya sido resuelto.

Si necesitas ayuda al respecto, consúltanos sin compromiso!!