Nueva Ley Hipotecaria

Acaba de entrar en vigor la nueva ley hipotecaria, cuya novedad fundamental es el cambio que se produce en el reparto de los gastos.

La Ley Reguladora de los Contratos del Crédito Inmobiliario, o como nosotros la conocemos, ley hipotecaria, establece que a partir de ahora serán los bancos y no los clientes quienes tendrán que asumir el pago de los primeros documentos notariales, gastos del registro y los de la gestoría. Se calcula que este cambio supondrá un ahorro de entre 500 y 1.000 euros para el cliente.

De este modo, el peso mayor de los gastos de una hipoteca serán asumidos por la entidad bancaria mientras que el cliente tendrá que abonar la tasación y las copias notariales.

Adiós a la cláusula suelo

Otro de los grandes cambios que nos trae la nueva ley hipotecaria es la desaparición de las cláusulas suelo, además de una mayor protección para el cliente ante un posible desahucio, aumentando la cantidad de meses de demora que son necesarios para ejecutar un crédito.

El banco podrá comenzar el proceso de desahucio una vez el impago supere el 3% del capital concedido o supere las 12 cuotas mensuales pendientes de pago en caso de producirse en el primer período del préstamo y cuando supere el 7% del capital y las 15 cuotas mensuales en el segundo período.

La opción de dación en pago será voluntaria y se pondrá en marcha si amabas partes, banco y cliente, así lo acuerdan.

Menos comisiones

La nueva ley hipotecaria nos trae también una rebaja en cuanto a comisiones se refiere, las de demora en el pago de una cuota serán menores, así como la penalización por amortización anticipada de un préstamo.

Para una correcta aplicación de todos estos nuevos términos, las entidades bancarias deberán trasladar a la plataforma tecnológica de los notarios todas las nuevas condiciones para que éstos puedan informar correctamente a los clientes. Esta información por parte de los notarios a los clientes será totalmente gratuita.

Los bancos deben formar a sus trabajadores para que conozcan los cambios que trae esta nueva ley hipotecario, teniendo que examinarse los supervisores de las oficinas en el próximo mes de julio.

¿Cómo afecta la nueva ley hipotecaria a quienes ya tienen una hipoteca?

La gran mayoría de medidas que trae esta nueva ley no se aplicarán a aquellos préstamos hipotecarios firmados antes del 16 de junio de este año, aunque hay algunas ventajas que si podrán disfrutar.

Se verán beneficiados por el cambio en el plazo para iniciar el proceso de embargo que ahora será más largo, también en la disminución de la comisión por convertir un préstamo de tipo variable a fijo y en el hecho de poder cambiar libremente de entidad bancaria.

Una nueva ley hipotecaria que llega llena de cambios y que es más protectora con el cliente.

Para continuar visitando la web acepta nuestra política de cookies más info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close